Ensayo analítico- investigativo sobre la novela El desmemoriado de Fabio Martínez.

Los grandes maestros de la literatura de ciencia ficción se han adelantado a su época y observado con una mirada visionaria las posibilidades de la existencia en el futuro. Julio Verne en el siglo XIX predijo en sus novelas el aparato tecnológico e ideológico que en el siglo XX  el gran avance de la ciencia llevaría a cabo. Isaac Asimov, con sus volúmenes Serie de la Fundación, crea un mundo futurista de robots y máquinas fabricadas por el hombre que terminarán no solo remplazándolo sino destruyéndolo. En la actualidad, los novelistas de ciencia ficción juegan un rol fundamental pues no solo predicen los inventos tecnológicos, nos alertan sobre la existencia de un hombre que parece disolverse en el futuro.

 En el aún exuberante Valle del Cauca, Fabio Martínez, nacido en Cali en 1955, con formación académica y popular de donde provienen sus historias, logra conjugar el sentir de la vallecaucanidad y la visión filosófica de aquel que sabe que en su pluma refracta al ser humano en todas sus dimensiones. De la estirpe de los autores que conjugaron el ensayo y la narrativa, como Germán Espinosa, Vargas Llosa, José Saramago, Cruz Kronfly, entre otros; Fabio Martínez ha incursionado en el cuento, el ensayo y la novela. Ha sabido fusionar con un oído de salsero: la música y la literatura, como si en lugar de escribir con las manos llevara el ritmo narrativo en los pies.

El desmemoriado relata la historia de una pareja: Pitty Caballero Santos y Manzana Siachoque.  Estos personajes viven en la Bogotá de 2068 y deben sobrevivir en un sistema de Memoria llamado Babel que controla y cohíbe todas las acciones de los habitantes

Fabio Martínez publica la novela de ciencia ficción: El desmemoriado en 2014 y logra trascender el espacio vallecaucano e instaurarse en un aspecto ontológico de la literatura universal que devela la condición humana en el futuro.

El desmemoriado relata la historia de una pareja: Pitty Caballero Santos y Manzana Siachoque.  Estos personajes viven en la Bogotá de 2068 y deben sobrevivir en un sistema de Memoria llamado Babel que controla y cohíbe todas las acciones de los habitantes. En este universo narrativo habitan clones, mutantes y robots. Las personas no salen a la calle, está prohibido ir a la tienda, todo se hace por internet con un código de acceso. Pitty Caballero, quien es profesor de la Universidad Nacional y fuma marihuana desde los 17 años, ha perdido su código y debe vivir con su esposa como un prófugo de la justicia. Manzana Siachoque, aburrida de su marido que consigue entrar a Babel con un código pirata y debe mantener conectado a la red virtual veinte horas al día, decide engañarlo y tiene relaciones sexuales por internet con el jefe de su esposo. Ella logra orgasmos naturales  que la cibernética logra estimular. Al final de la novela la Memoria Babel falla y los habitantes parecen quedar libres de la tecnología y de ellos mismos.

El desmemoriado o la condición humana en el futuro
Imagen: https://pixabay.com/es

Lo importante de la novela es observar las manifestaciones futuristas de la condición humana. En la obra se lee: “Es como si por la obsesión del hombre de querer dominar todo el saber humano, fuera paulatinamente, quedando sin memoria. Quizás, la obstinación por querer dominar el conocimiento de la humanidad, esté produciendo nuevas patologías, que aún hoy no sabemos cómo enfrentar” (2014:140).  La cita en narrador omnisciente describe la visión fáustica de la contemporaneidad donde la información se prolifera en masa, donde la tecnología  y el internet logran contener datos en el ciberespacio que, como la metáfora lo señala, podría ser infinito.

Lo importante de la novela es observar las manifestaciones futuristas de la condición humana.

La razón, la lógica instrumental que plantea Descartes en El discurso del método llevó al hombre a desarrollar la ciencia y a explorar en los siglos venideros mediante la tecnología el conocimiento humano en unas esferas antes impensadas. Parece ser que el Fausto del siglo XX y lo que llevamos del XXI de manera técnica ha podido atiborrarse de información, ha construido lo inimaginable, sin embargo, nuestra condición humana se disuelve, no nos detenemos a meditar, el capitalismo contemporáneo nos devora.

La novela dice lo innombrable y devela, siguiendo la tesis de Milán Kundera en El arte de la novela, la existencia humana, el ego experimental que es la crisis del individuo inmerso en una sociedad. Fabio Martínez en su obra El desmemoriado se adelanta a su tiempo y logra mostrar la condición humana en el futuro, exhibe la melancolía del marginado por las máquinas, la desvalorización de la otredad, el hombre inmerso en el espacio y perdido por lo mediático.

Borges escribió en Otras inquisiciones que somos prisioneros del tiempo y naufragamos en el mar de la incertidumbre. La novela de ciencia ficción El desmemoriado, de Fabio Martínez, logra vislumbrar lo que quizá ya vivimos, la sensación de vacío, desasosiego, el saber que no avanzamos hacia ninguna parte, la esclavitud del hombre contemporáneo al consumo, el hedonismo. Es interesante observar como las novelas visionarias se adelantan a su tiempo y predicen, como el antiguo oráculo de Delfos, la suerte del ser humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here