Ensayo de la obra “El desbarrancadero”

Del autor Colombiano Fernando Vallejo encontramos el texto El desbarrancadero, Novela publicada por Alfaguara en 2001, de la cual construiré una visión sobre las condiciones sociales que sufren los colombianos, ejemplificando el concepto de “Anomia” trabajado desde la antigua Grecia por Heráclito hasta los avances y análisis que actualmente sirven de aporte a la sociología y la antropología moderna, esto se dará gracias a los teóricos que a continuación serán mencionados: Emelie Durkheim, y Peter Berger, de los cuales apreciaremos sus aportes para mirar la novela Colombiana, considerada una obra de escritura aberrante, cáustica y desmesurada de la literatura.

No obstante esta obra,está galardonada con el Premio Rómulo Gallegos2003 en su XIIIª edición. Veremos cómo los distintos fenómenos y sucesos sociales han influido en la literatura Colombina y la visión del mundo de las clases populares, o mejor dicho vulnerables del conflicto armado interno. Asimismo se analizara desde la “Anomia” la construcción de una suerte de mundo o estado, que tiene un gobierno en transición indefinido socialmente, pero que al tiempo siguen la con tarea de forjar los arquetipos que dan cuenta de la realidad violenta de un territorio, en este caso, el de Colombia. Por ende, es claro dejar por sentado que el objetivo de este ensayo es preguntarnos como funciona la “Anomia” en sus diferentes niveles, ya mencionados, y determinar qué influencia tiene el concepto en la identidad de la sociedad y la memoria cultural de nuestro país.

Fernando Vallejo, escritor y cineasta colombiano nacionalizado mexicano. Imagen: https://www.las2orillas.co/

¿La anomia, como un mal bien necesario?
“Que nunca falte la oveja negra en cualquier hogar”

Como he dicho en la introducción, en un primer lugar definiremos las situaciones de “Anomia” presentes en la novela, pero antes definiremos el concepto y sus múltiples valoraciones y cambios que han surgido de él. La anomia como tal, vista desde la sociología de Durkheim es tomada como una transgresión a los códigos sociales y una falta a las normas de la conducta, como fenómenos generalizados de la ausencia de normas sociales en el ambiente, que influyen en lo individual de la sociedad. Pero, no obstante, este término que también es considerado de igual manera por la mirada de Heráclito como una actividad que promulga la violencia y lo transgresivo a las normas sociales. Aquí se va a utilizar desde la siguiente mirada.

No tenemos identidad no tenemos Hoy por hoy no es difícil decir y explicar con argumentos de fuentes fiables

Se acogerá la “Anomia” bajo el lente de Peter Berger quien define la anomia simplemente como “la pérdida del orden significativo de las cosas” para analizar, el desarraigo y la extrañeza y también la pérdida del hogar en la población. Creer o pensar que estado constitucional puede protegernos por completo, puede ser el más desagradable y completo absurdo error que cualquier ciudadano puede cometer en su mentalidad. En Colombia si analizamos nuestra política, el manejo de los recurso, sin duda diríamos, si le preguntas a un colombiano de la provincia o la capital; “Estamos manejados por normas sin rumbo, por no decir que controlados por corruptos violentos que dirigen el futuro y el bienestar de todos”.

No tenemos identidad no tenemos Hoy por hoy no es difícil decir y explicar con argumentos de fuentes fiables; como revistas, novelas, ensayos, artículos y material audiovisual. Que en muchos lugares del mundo ha surgido una literatura propia, en distintas épocas, con sus autores y sus aventajados exponentes, con críticos que resaltan la identidad de las diferentes manifestaciones culturales, asimismo; con aquellos escritores que desde perspectivas diferentes pero complejas, perciben los dolores del mundo, sus espinas con tallo intocable. Nace aquel activista, el lector enviajado de los hechos y sucesiones novelescas de la palabra, que al tiempo adopta el presente absoluto con su concordancia individual y mental, para dar luz, y ritmo, a las afinidades con otras épocas, pensamientos, símbolos y manifestaciones de la humanidad en todo su esplendor, disfrutando en los universos literarios que ofrece la actividad de la lectura, (.) como una configuración perfecta en la palabra, que transfiere con sus obras, un margen extenso de alternativas para la cosmovisión.

Se hace posible circular en los accesos perceptivos de una (heurística) lingüística para la interpretación de los símbolos del entorno, como objetos sensibles y reflexiones emocionales de los sentidos.

Nacen los iluminados de la metáfora viva, una identidad emocional y filosófica a la cual se le da nombre de “Poeta”, un ser que se alimenta y bebe de la angustia, el dolor, del espíritu, la gloria, la virtud, la belleza, el rayo, su silencio, la palabra… su entorno, la sociedad, las historia sus egos, y pensamientos como su imagen mental, en una sinfónica expresión que llamamos poema.

De esa manera, y ampliando el argumento en pequeñas menciones de las presente que enmarcan una época, el movimiento de la sociedad y la zozobra permanente de la violencia y la guerra, de la mano de la ideología política y religiosa, la estética y los dominios de los símbolos; es que se hace posible circular en los accesos perceptivos de una (heurística) lingüística para la interpretación de los símbolos del entorno, como objetos sensibles y reflexiones emocionales de los sentidos, que por lo cual; es hablar de objetos ideales y de lo material en el hombre, el artista de hueso y carne , y por demás, mínimo de la existencia de sus dioses.
nombre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here